Fuentes y estrategias para la prehistoria de Baja California
por
Don Laylander

PRÓLOGO: 1987–2016

 

        El presente estudio fue escrito hace más de un cuarto de siglo como una tesis de maestría en antropología en San Diego State University (Laylander 1987). El objetivo era intentar resumir y evaluar la información disponible sobre la prehistoria de la península de Baja California. Desde 1987, muchos investigadores han aportado importantes contribuciones adicionales a este campo. En las notas breves, señalaré algunos de las más notables y accesibles de esas contribuciones.

        Quiero agradecer a los colegas y amigos que han contribuido a mi entendimiento de la prehistoria de Baja California, tanto antes como después de 1987. Silvia Yee hizo la traducción inicial del texto de inglés al español. Se hicieron traducciones adicionales por Marion Vomend Teuscher (Capítulos 1, 2 y 8), Miguel Agustín Téllez Duarte (Capítulos 1 y 2), Julia Bendímez Patterson (Capítulos 3 y 6), Daniela Leyva González (Capítulo 4), Martha Elena Alfaro Castro (Capítulo 5), Andrea Guía Ramírez (Capítulo 7) y Enah Monserrat Fonseca Ibarra (Capítulo 7). Marion Vomend Teuscher y Horacio González Moncada ayudaron a completar la edición. Un agradecimiento especial se debe a la Arqlga. Julia Bendímez Patterson, directora del Centro Baja California del Instituto Nacional de Antropología e Historia, por iniciar y concluir el proyecto de publicar esta traducción.

RESUMEN

 

        La prehistoria de Baja California, México, abarca varios milenios de existencia de sociedades cazadoras-recolectoras y agricultoras antes de la llegada de los europeos en el siglo XVI, adaptadas a ambientes tanto cercanos a la costa como el interior de la península. Los modos de vida de los nativos fueron descritos con cierto detalle en los informes de los primeros exploradores y misioneros. Durante los últimos 100 años, las investigaciones antropológicas han añadido detalles sustanciales al panorama de la prehistoria bajacaliforniana: contribuciones importantes han venido del registro y análisis lingüístico de las lenguas nativas sobrevivientes en el norte, del trabajo de campo etnográfico entre los grupos de la misma área, de los estudios de antropología física de restos óseos humanos y del reconocimiento y excavaciones arqueológicos en toda la península. De la misma manera, han sido editados y analizados documentos dejados por los primeros exploradores y misioneros.

        La presente tesis examina esos esfuerzos, analizando también la información y conclusiones sobre la prehistoria de Baja California a las cuales se ha llegado a partir de dichas investigaciones. Se evalúa del estado actual de una variedad de cuestiones interpretativas, sugiriéndose la revisión de algunos modelos o generalizaciones sobre prehistoria peninsular que son muy extendidos. Finalmente, se proponen varias direcciones prometedoras y prioridades para las futuras investigaciones sobre la prehistoria de Baja California.